sábado, 13 de enero de 2018

'La Mantis': Hannibal Lecter en mujer

    'La Mantis' es una buena serie. Tras una serie de brutales asesinatos, 'La mantis', interpretada por una genial Carole Bouquet, es encerrada de por vida. 

    Pero será rescatada por el atormentado inspector que la encerró para que le ayude a localizar a un imitador de esta, que ha empezado a matar cruelmente a destacados miembros de la sociedad copiando los métodos de 'La mantis'.

    Carole Bouquet es una especie de Hannibal Lecter, pero de otra manera. En los dos primeros capítulos que he visto hasta el momento creo que le falta mala baba. Hay que hacerla más salvaje.

    Por otro lado, la oscura historia que encierra la carrera de ocho asesinatos de 'La mantis' es dura y tiene mucha importancia en la trama. Mataba para proteger a mujeres y niños de padres y maridos maltratadores. 

    Da miedo lo normal que puede llegar a parecer una asesina que sí, hace justicia, pero a base de masacrar a personas utilizando métodos de una brutalidad sin fin.

    Espero que los siguientes capítulos vayan dotando a esta buena serie de contenido tipo 'El silencio de los corderos' porque si no, será una más de policías y asesinos en serie.

lunes, 8 de enero de 2018

'Hard sun': un primer capítulo de infarto

    
    La recién estrenada serie 'Hard sun', cuyos capítulos entrega semanalmente HBO, es de infarto. El ritmo es frenético. La ambientación, perfecta; y los personajes, más que atractivos.

    No en vano, es una serie que transcurre en Londres, es policíaca y pertenece a los creadores de esa joya llamada 'Luther'.

    No solo empieza a toda pastilla sino que se desarrolla con una gran fuerza dramática y de acción. Los protagonistas son una pareja de investigadores antónimos y con muchos traumas y secretos a sus espaldas.

    Bestiales son sendas peleas al principio y al final de este abrasivo primer capítulo.

    Además, durante la investigación de una extraña muerte, la pareja dará con un secreto brutal, en el que se mezclan el MI5 (servicio secreto británico) y la ciencia.

    Las interpretaciones de estos dos personajes son muy buenas. Chapó por la supermodelo Agyness Deyn (que da vida a la inspectora Elaine Renko) y por el cantante Jim Sturgess (que interpreta al inspector jefe Charlie Hicks).

    Buenísima. Intensísima. Misteriosísima... ya espero con impaciencia el segundo capítulo.

'Brigth': muy entretenida

    
    'Brigth' es una película policíaca y de ciencia ficción bastante buena, muy bien rodada y con mucha acción.

    Los puntos de humor surrealista de Will Smith sirven para rebajar los momentos de tensión. Él es un poli de Los Ángeles que en un mundo futuro patrulla junto al primer agente de la especie de los orcos de la historia.

    Entre medias, se verán involucrados en la lucha de poder entre los 'iluminati' de la especie de los ricos, los elfos, por poseer una varita mágica que podría traer a la Tierra al Señor Oscuro, el poderoso rey del mal que pondría fin a la vida cotidiana.

    La magia, los disparos, la acción y la trama son buenos, entretenidos y que permiten pasar un buen rato.

    El racismo existente entre los hombres y los orcos, los hombres y los elfos, y los orcos y los elfos domina la película. Los elfos son los guapos ricos. Los hombres, los que ganaron 2.000 años atrás la lucha contra el mal con el apoyo de los orcos. Y los orcos son los pandilleros malotes: seres con la fuerza de tres hombres en uno.

    Los dos polis defenderán a una joven elfo que ha abandonado a su secta con una de las poderosísimas varitas mágicas. Noomi Rapace hace muy bien de mala, malísima (genial como mata!)

    La peli sería buenísima si hubiesen ahondado entre la lucha de especies, entre el bien y el mal, y hubiesen dado más profundidad a los personajes. Pero al final, es puro entretenimiento con un genial Will Smith.

lunes, 1 de enero de 2018

'Deadwood': 'Los Soprano' y 'Boardwalk empire' en el salvaje oeste

    
    'Deadwood' ya es un clásico. Una serie que engancha pese a su inicio un tanto lento y deshilachado. Al tercer o cuarto capítulo ya se vislumbra que es pura dinamita. Como 'Los Soprano' en el viejo y salvaje oeste.


    Porque la vida humana no vale ni un centavo en Deadwood, una población enclavada en territorio indio, en Dakota del Sur, lo que significa que las leyes de EE.UU. aquí no valen nada. 

    Es 1876 y 'Wild' Bill Hickok llega al pueblo, en plena fiebre del oro, acompañado del entrañable Charlie Utter y de la deslenguada -aunque sentimental' Calamity Jane. Allí hacen buenas migas con el exmarshall Seth Bullock (muy bueno el papel de Timothy Olyphant), quien abre una tienda a medias con su socio judío.


    Desde el principio saltarán las chispas con el capo del poblado y dueño del salón de juego, whisky y putas, Al Swearengen (genial Ian McShane), un inglés buscado por la justicia y más malo que la peste. 

    La serie juega con los sentimientos en un lugar en el que no existen, dejado de la mano de Dios, donde la ley del más fuerte es la única que predomina.


    Una viuda dueña de una concesión de oro, un asesino a las órdenes del capo, el taimado y traicionero alcalde-propietario del hotel, el sin escrúpulos dueño del nuevo salón, la jefa de las putas, el chino que hace desaparecer los cadáveres, una niña que sobrevive a los indios...

    Esta serie es poderosa porque todos sus personajes cuentan con una historia magnífica, a la vez que terrible, sobre sus espaldas. La trama es variadísima, jamás aburre y no sabes por dónde irá. Solo sabes que los finales serán duros y terribles.


    No hay concesiones y perdón... pese a que en toda la historia flota la palabra esperanza, ilusión y humanidad... pero el entorno es demasiado hostil.

    Muy buena. Dura. Sangrienta. Terrible... a la vez que tierna, amistosa, sentimental y bella. Un 9,5 de nota. Un western repleto de poderío y fuerza narrativa. Una gozada. Imprescindible.

domingo, 17 de diciembre de 2017

'Future man': bestialmente buena y terriblemente divertida

    
    Es una cachondada de vísceras, viajes en el tiempo, ciencia ficción y un humor absurdo y delirante. Y todo ello casa a la perfección en esta serie desternillante, a la vez que dura y sin concesiones.


    La historia de un limpiador de una empresa de biotecnología, Josh Futterman (genial Josh Hutcherson, que recuerda por su físico al protagonista de 'Regreso al futuro'), que llega al nivel 82 de un videojuego de ciencia ficción, y que por ello es reclutado por soldados del futuro para salvar a la humanidad, es una pedazo de serie brutal, repleta de acción, humor irónico-sarcástico, y con mucha mala baba. 

    Divertidísimos son los intercambios de partes del cuerpo entre los tres (Josh, Tiger y Wolf) después de los saltos temporales. La conversión del guerrero Wolf en una especie de Ferran Adrià de los años 90 con un restaurante underground visitado por Cher, Julia Roberts, Arnold Schwarzenegger, Michael Jackson, etc, etc. 

    O el momento en que este trío de locos sanguinarios adorables irrumpen en la mansión de James Cameron, de quien hacen burla, a la vez que lo ponen por los cielos, como si fuera un Da Vinci del siglo XX y XXI. En este episodio mezclan '2001: Una Odisea en el espacio' con 'Abyss'.

    La crítica social a los años 80 y 90 es salvaje y muy bien traída. Mientras, el científico que podría llevar a la humanidad a la hecatombe, Elias Kronish, lucha por acabar con un herpe labial a base de investigar el semen de zarigüeya.

    Que los capítulos solo duren 28 minutos dota a la serie de un ritmo endiablado. De lo mejor que he visto este año.

miércoles, 13 de diciembre de 2017

'Dark': terrorífica, entre 'El Ministerio del Tiempo' y 'Stranger things'

    
    'Dark' es una buenísima serie de terror, ciencia ficción y suspense sobre los mundos paralelos, los viajes en el tiempo y los asesinatos de niños.

    La producción alemana es impecable. Actores perfectos, ambientes claustrofóbicos y una trama enrevesada. Mantiene en todo momento la tensión.

    Es una mezcla entre 'El Ministerio del Tiempo' y 'Stranger things'. Se sitúa en un pueblo germano en medio de la montaña donde existe una central nuclear y una mina cargada de misterio.

    Las tramas, con los mismos personajes, suceden en 1953, 1986 y 2019. En todos esos momentos no dejan de desaparecer niños de la localidad, a la vez que aparecen menores asesinados de manera más que brutal.

    Ulrich Nielsen (Oliver Masucci) es el inspector sobre el que recaerá el caso en un lugar en el que todo el mundo se conoce a la perfección (aunque muchos esconden secretos inconfesables) desde varias generaciones atrás.

    Jonas Kahnwald (Louis Hofmann) será el joven encargado de conocer los extraños y oscuros sucesos que ocurren en tan bello lugar, dirigido por un misterioso viajero del tiempo. 

    La serie no tiene desperdicio. La trama principal se rodea de subtramas a cada cual más interesante. Es muy buena. Te mantiene pegado al sillón. Cada capítulo sorprende. Un terror y ciencia ficción de cinco estrellas.

lunes, 4 de diciembre de 2017

'Godless': un western a la vieja usanza, en la línea de 'Sin perdón'

    
    'Godless' es un western con sabor a clásico, adaptado al siglo XXI, pero con todos los ingredientes de las mejores películas del género.

    'Godless' es una serie sobre 'La Belle', un pueblo en el que solo viven mujeres, salvo el sherriff Bill McNue (excelente Scoot McNairy), su ayudante, un viejo, el propietario de la taberna y un minero tarado. Y es que un accidente en la mina mató a los 54 hombres de esta población de Carolina.


    Al verla en versión original me impresionó sobre todo el papel del malo malísimo, el jefe de 30 forajidos que arrasan -cual Atila- por donde pisan. Se llama Frank Griffin y es una mala bestia. Y resulta que el actor es el gran Jeff Daniels. Irreconocible. Lo borda.


    El pueblo se prepara para dos acontecimientos: la visita de un importante empresario minero con una oferta para rehabilitar la mina y la terrible de Griffin y sus cuatreros en busca del traidor Roy Goode (Jack O'Connell, también en un muy buen papel).

    Las mujeres Anna McNue (Whitney Able) y la ganadera con un hijo mestizo Alice Fletcher (Michelle Dockery) destacan por sus imponentes interpretaciones.


    Hay acción, dureza, sangre y falta de escrúpulos en un mundo de supervivientes donde la vida de una persona no vale nada. No en vano, se retrata el salvaje oeste de 1880, un tiempo y espacio sin concesiones ni tiempo para la ternura y, muchos menos, para la piedad.

    Buenísima serie con un argumento perfecto y unos acontecimientos que llegan a poner la carne de gallina. 

miércoles, 22 de noviembre de 2017

'The Punisher': un puntazo

    
    La película de 'The Punisher' me encantó. Mucha acción y drama bien hechos. Sin concesiones. Sin embargo, la serie 'The Punisher' es poderosa. Mantiene la tensión en todo momento. Y no pierde interés en ninguno de sus capítulos.

    El militar de las especiales duramente castigado por la vida se convierte a su vez en un castigador ('punisher') que persigue una venganza brutal de quienes le dañaron.


    Se mezcla en esta carrera contra el aparato más sucio del Estado (CIA, Ejército, misiones encubiertas...) una agente del departamento de Seguridad que investiga los asesinatos de 'The Punisher', un informático loco escondido por miedo a las represalias de las alcantarillas del Estado, y un grupo de criminales integrado por mafiosos, agentes secretos y ladrones de poca monta.


    Las secuencias de acción son buenísimas, como la cacería de militares de Delta Force en una finca rural de Estados Unidos; o las peleas de 'Punisher' con unos mafiosos; la persecución de los servidores de la ley para intentar detenerlo; o el combate extremo en una montaña de Afganistán.

    El protagonista Frank Castle/The Punisher (John Bernthal) lo hace a la perfección. Es como un Charles Bronson  redivido. La agente Dinah Madani (Amber Rose Revah) también es muy buena.


     Es una muy buena serie para los amantes del thriller, de las conspiraciones y de los asesinatos selectivos. Pura adrenalina. No hay que perdérsela porque en ningún momento no sabes hacia dónde irá la más que atractiva y adictiva trama. 

viernes, 17 de noviembre de 2017

Martín G. Ramis: "Las películas independientes no tienen dinero para publicidad; como no pongamos a Fernando Esteso con ligueros y medias"


- Madrid acogió el preestreno de 'Una función para olvidar'.
- El creador mallorquín lamenta el nulo apoyo a la cultura en castellano en la Isla.

-A principios de 2018 estrenará 'Turbulencia Zombi', comedia friki, rodada en Mallorca.

     "¿Cómo se puede atraer al público para que vea la película? Como no pongamos a Fernando Esteso con ligueros y medias... Las cintas independientes no tienen dinero para publicidad". Así se expresó en Madrid el actor y director mallorquín Martín G. Ramis en el preestreno de 'Una función para olvidar', en cartelera en el multicine MK2 del Palacio de Hielo.

    "Las expectativas están mal, muy mal, porque el cine español está muy mal, y esta es una película, nada comercial, trabajada con mucho esfuerzo", agregó.

    "Es un experimento", señaló. La cinta, rodada en Mallorca y producida por Gabriel Morell, se inicia con un plano secuencia de ocho minutos. "Es un homenaje a las películas underground que se hacían en los años 40 y 50 en Nueva York", reconoció Ramis, quien a principios de 2018 estrenará 'Turbulencia Zombi'. "Esta película sí será un éxito".
    En cambio, de 'Una función para olvidar', en la que la estrella es Fernando Esteso, no espera grandes beneficios. "La crítica será mitad buena y mitad mala", vaticinó, tras reconocer que "el productor y yo nos hemos dejado todo el dinero en este proyecto. No habéis visto que antes he tenido que pedir 100 euros a un amigo porque estoy pelado", preguntó. E ironizó: "Se proyectará en 60 salas y ganaremos tres millones de euros".

Sobre su estreno en la Isla, Martín G. Ramis, autor de la recuperada cinta de culto 'Mordiendo la vida', dijo: "Aunque en Mallorca solo se subvencione y apoye la cultura hecha en catalán, hemos conseguido una sala para proyectar la película".

    Fernando Esteso, por su parte, aseguró que su personaje, sin ser un perdedor, "es un papel que tiene que pasar desapercibido. Es el clásico negro de las historias, el que escribe para que un autor cobre los derechos". Y añadió: "Aprovecha para ir con su hija y su mujer de vacaciones, pero sin poder salir de la habitación, para que no lo vea nadie. Es un personaje tragicómico, un registro que me encanta".

    "Tras escuchar al director", continuó, "ni puedo estar más cómico ni más dramático. Lo único que espero es que por lo menos nadie se levante de la butaca antes de que termine la película". Antes, Ramis recordó que Berlanga se había atrevido con este tipo de propuestas arriesgadas.

    El popular cómico, que formó pareja durante años con Andrés Pajares, tiene una relación especial con Mallorca. "Aquí rodamos 'Los energéticos', trabajé en la plaza de toros de Palma y veraneé durante muchos años el Puerto de Alcudia", señaló.

jueves, 9 de noviembre de 2017

'The sinner': aburrida

    Vale que Jessica Biel lo hace fenomenal y que Jennifer López dice que tiene mejor culo (la Biel) que Kim Kardashian, pero lo mismo 'The sinner' es una patata sin pies ni cabeza.

    Parece un intento de rizar el rizo en el mundo del thriller, cuando ya está todo inventado. Que una majara -que puede que no sea majara- apuñale brutalmente sin motivo a un joven en la playa es solo eso, un hecho inexplicable.

    Luego, que se intente explicar es más que aburrido. Sobre esta tontuna pivota el presumible suspense, que ni está, ni aparece no se le espera. Lo quiere hacer un inspector rarete en el tema sexual, pero muy apreciado por sus superiores, pese a su barbota y actitud extravagante. 

    Es el genial Bill Pullman que también aburre.

    'The sinner' es algo aburrido con pretensiones donde solo se salva la actuación de Jessica Biel, que está flaca, muy flaca, en la línea de esta serie infumable y tediosa. Donde no hay, no se puede obtener nada.