miércoles, 18 de abril de 2018

'Sobrenatural 12' (Supernatural): una temporada potente y poderosa

        
    Parece que ya no puede sorprendernos, pero 'Sobrenatural' lo sigue haciendo. La temporada 12 es poderosa, potente y muy interesante.

    La lucha entre los Hombres de Letras ingleses y los hermanos Winchester será de órdago. Mientras unos abogan por exterminar a todo bicho viviente, los segundos, que en teoría son más salvajes, aplican una humanidad extrema en sus soluciones contra vampiros, fantasmas cabreados, demonios y otros entes sobrenaturales dañinos.


    Dean (Jensen Ackles) sigue en su línea atormentada, de devorador de hamburguesas y camareras jovencitas, y con ese humor del absurdo tan pegadizo; mientras que Sam (Jared Padalecki), el menor, aplica cerebro y cordura a las locuras de su hermano mayor y a las situaciones radicales a las que se enfrentan.

    Cas (Misha Collins), el ángel, sigue mermado, pero trabajando junto a los cazadores de Kansas, a los que, de vez en cuando, se les une el rey del infierno, el cínico, visceral e irónico Crowley (genial Mark Sheppard). Cuando coincide con su madre, Rowena, la poderosa, despistada, despiadada y algo infantil bruja se producen momentos excelsos.


    Los capítulos en los que luchan contra uno de los príncipes del infierno (al que regalaron la espada de San Miguel) y en el que una familia de brujos van borrando la memoria de Dean son espectaculares. Lucifer (genial Mark Pellegrino) es otro de los personajes que se mueven entre lo cómico y lo bestial.

    La '12' es una temporada adictiva y con muchos giros argumentales de primer orden. 

    Buenísima serie, como siempre. Jamás decepciona pese a llevar 13 años en pantalla con un altísimo éxito.

jueves, 5 de abril de 2018

'Whitechapel': Jack 'El Destripador' 2.0, intensa e imprescindible serie

    
    Llama la atención la intensidad de esta serie, en la que Jack 'El Destripador' revive en 2008 en Londres. Un grupo más que desaseado y heterodoxo de policías intentarán dar caza a este fantasma, dirigidos por el inspector colérico y bebedor de whisky Ray Miles (genial Phil Davis) y un atildado y guaperas comisario Joseph Chandler (genial Rupert Penry-Jones) sin apenas experiencia, enchufado por las altas esferas.

    Para analizar los asesinatos, que copian a los de Jack 'The Reaper' de 1888 (jamás resueltos), la brigada de policías adictos a las grasas y la cerveza, contarán con el apoyo del principal estudioso del famoso asesino invisible Edward Buchan (genial Steve Pemberton). 

    Un regordete hombre que aún vive con su madre y sobra 10 libras a los turistas por pasearles por lo que resta del antiguo barrio de 'Whitechapel'.

    La verdad es que es una intensa serie de la BBC muy bien orquestada y rodada, con un guion perfecto, y unos pedazo de actores.

     La recreación de los atroces asesinados es brutal y la búsqueda del nuevo Jack se encuentra con pistas falsas e infinidad de obstáculos como los que halló en su camino el inspector Abberline 120 años atrás.

    Muy recomendable. Aumenta la atracción y la fuerza este thriller policíaco a medida que se suceden los capítulos. No defrauda. Todo lo contrario. Nos mantiene pegados al sillón atendiendo el inesperado desenlace.

jueves, 22 de marzo de 2018

'Collateral': oda al cansinismo

    Cuando quieres hacer lo que nadie ha hecho (cosa, por cierto, harto imposible a estas alturas) te sale esto: un producto pesado, brasas y cansino.

    Que no tiene mala pinta por el inicio, pero que se va diluyendo en un laberinto de situaciones diferentes que se superponen con personajes raros y situaciones sin pies ni cabeza.

    Es como esas historias con muchos personajes y desarrollos diferentes, a lo Robert Altman, aunque sin su gracia y poderío.

    Qué pinta una detective embarazada de siete meses investigando un asesinato sin sentido. O una sacerdote pasada de roscas. O un concejal laborista sin chica ni limoná. O su ex mujer a la que se le va la olla. O la vendedora de pizzas acelerada.

     Todo muy loco, muy mezclado, muy brasas, muy original sin tener sentido. Surrealismo y realismo en plan Londres siglo XXI, es decir, un potaje de garbanzos con algarrobas, pescado crudo y líquido de freno.

martes, 20 de marzo de 2018

'Verónica': pone los pelos de punta

    
    'Verónica' está basada en hechos reales. De una vivienda en Vallecas poseída por el mal tras el juego de la ouija de una de sus jóvenes inquilinas. Recuerdo esta historia porque me puso los pelos de punta tras escucharla en la radio a finales de los años 90. Sería en 'Milenio 3' sobre el denominado 'Caso Vallecas'.

    Lo mejor de la película es lo bien hecha que está. No sobra nada. Parece de sencilla factura, pero se observa un complejo andamiaje cinematográfico que la sustenta. El el tema del terror, su director, Paco Plaza, es un genio.

    Porque ya desde el principio se siente que en el ambiente hay algo raro. Y poco a poco vemos como la maldad o los espíritus malignos se adueñan de la vida de tres jovencísimas hermanas, su hermano pequeño y su madre camarera.

    Lo que más miedo da es que en un ambiente de lo más normal, aparece el terror más absoluto por lo irracional de este.

    La protagonista, Sandra Escacena, es muy buena y la historia es potente y sin fisuras. Una de las mejores películas de terror que he visto últimamente. Y es que no hay que meterse con el más allá. O vendrá acá y te hará la vida imposible. Mientras que la monja ciega también da más que canguelo.

viernes, 9 de marzo de 2018

'Ghost wars': tiene su punto

    
    'Ghost wars' es interesante en sus primeros capítulos. Luego, los fantasmas se vuelven un tanto plastas. Aunque no podemos dejar de verla para conocer qué está sucediendo en un pueblo de Alaska, tomado por los espíritus de sus fallecidos habitantes con el objetivo de hacer la vida imposible a los vivos.

    La existencia de una factoría con un acelerador de partículas en plena montaña añadirá misterio a la serie.

    El posible salvador -o no- es un joven marginado, Roman Mercer (un muy buen Avan Jogia) hijo de una bruja, al que le es imposible escapar del pueblo. En conversaciones con su enigmática amiga irá de un lado a otro cosechando rechazos y alguna que otra amistad interesada. 

    El humor descacharrante y surrealista es una seña de identidad de una serie que en ocasiones da miedo de verdad. Como si fuera una tétrica cinta basada en historias de Stephen King con la sátira de Sacha Baron Coen. Vincent D'Onofrio está fantástico en el papel de cura extravagante. Meat Loaf también se sale como viejo borracho y vengativo.

    Es una serie sobre lo paranormal, entretenida, y con lo atractivo de la trama: gente de pueblo -de lo más variopinta- encerrada en su villa a merced de fantasmas cabreados.

    Tiene un vistazo. Los primeros capítulos son más que divertidos y estimulantes.

sábado, 3 de marzo de 2018

'The Frankenstein Chronicles: inquietante y cargada de misterio

    
    'The Frankenstein Chronicles' es una muy buena serie, en la línea de 'Penny dreadful', pero sin tanta oscuridad ni seres llegados de inframundos.

    Se trata de una perfecta recreación del Londres de finales del siglo XIX, donde incluso aparece Mary Shelley, la exitosa escritora de 'Frankenstein o el moderno Prometeo', y donde el inspector John Marlott (Sean Bean) investiga, por orden del ministro del Interior, las desapariciones de niños.


    Todo ello tras surgir de las aguas del Támesis, una niña elaborada con diferentes piezas cosidas de otros menores.

    Entre medias, la lucha de los lores y aristócratas por una ley médica que acabaría con el tráfico de cadáveres destinados a la investigación anatómica.

    La cuestión está en quién es el 'monstruo' que secuestra niños de clases bajas.


    Marlott, un genial Sean Bean-Eddard Stark, es un personaje atormentado pero de una pieza, honesto y testarudo, aunque su vida es un desastre. El aroma a romanticismo, en la línea de Turner, invade la escena.

    El final es inesperado y potente. La serie se devora. Incluso aparece William Blake. Es muy entretenida y con momentos de elevada tensión. Hay mucho malo, mucha mentira y muchos asuntos por esconder. Nada es lo que parece.

domingo, 25 de febrero de 2018

'Mute': entre Taxi Driver, Blade runner y Drive

    'Mute' es un peliculón. Una pedazo de historia cargada de sentimiento. Mucha acción, mala leche y personajes malvados, a la vez que desolados.

    Con una estética a lo 'Blade runner', refleja el amor entre un camarero mudo y una chica de salón. Él no habla porque de niño sufrió un accidente y su familia amish se negó a operarlo.

    Tras días de vino y rosas, la chica desaparece. Y 'Mute' moverá cielo y tierra para encontrarla. Aunque tenga que pasar por encima de los cadáveres de los más peligrosos mafiosos de la ciudad.

    Se trata de una película con mucho sentimiento, cargada de sed de venganza, con una acción potente y escenas duras. Se podría asemejar también a 'Perros de paja' en una época futurista.

    Es una historia triste con muchas variaciones y cambios de registro. Donde un don nadie hará lo que sea para recuperar a su mujer amada. Todo ello entre macarras, prostitutas, proxenetas y gente de mal vivir. 

    Es la inocencia en lucha contra la maldad más sucia y pervertida. Una cinta muy potente. Imprescindible. Con una estética 'Blade runner'. El protagonista, Alexander Skarsgard, está que se sale.

martes, 13 de febrero de 2018

'The ritual': tenebrosa

    'The ritual' es una película tenebrosa. Empieza con un suceso tremendamente doloroso y finaliza aún peor. Lo que iba a ser una excursión terapéutica entre un grupo de amigos ingleses se convierte en una auténtica pesadilla.

    Un paseo apaciguado y divertido en plena naturaleza, se va transformando, poco a poco, en una salvaje aventura por la supervivencia. Todo empieza a descarriarse cuando uno de los amigos sufre un esguince y la pandilla debe variar la ruta adentrándose en un misterioso bosque.


    Allí, pernoctarán en una cabaña en al empezarán a sufrir visiones y alucinaciones diversas. La aparición de animales destripados colgados de los árboles no mejorarán las expectativas.

    
    La cinta está muy lograda. En todo momento se experimenta desasosiego, intranquilidad y cierto temor, porque no se sabe si hay malo o no, o desde dónde llegará el mal, si es que lo hay.

    Ciertamente, una muy buena película de terror que avanza lentamente entre lo idílico y lo tremebundo. Todo ello bajo la batuta de los viejos y vengativos dioses nórdicos.

lunes, 5 de febrero de 2018

'Altered carbon': pura dinamita con alma de 'Blade runner'

    
    'Altered carbon' es una pedazo de serie. Como si 'Blade runner' se hubiera transformado en capítulos de ciencia ficción de altísima calidad, regados con violencia extrema, y con una trama buenísima.

    La verdad es que es toda una revelación. Una alegría. Por su originalidad, perfecta factura y enrevesada historia. De una nota de 9,5.


    Un exmilitar es revivido para investigar el asesinato de un prócer que domina en un mundo futuro.

    A partir de ahí se va tejiendo una trama repleta de misterio, preguntas en el aire, personajes siniestros y muy mala baba.


    El mundo del futuro no es muy halagüeño. La gente puedo elegir entre morir para siempre o cuando muere comprarse un nuevo cuerpo para seguir viviendo.

    El protagonista, Takeshi Kovacs (Joel Kinnaman) un cruel guerrero de los rebeldes, devuelto a la vida 250 años después, es una mala bestia. La coprotagonista, Kristin Ortega (genial Martha Higareda), una detective de policía, deberá enfrentarse a los más poderosos de ese mundo y a su pasado.


    El jefe de todo ello es Laurens Bancroft (un muy bueno James Purefoy), que también hace de malo malísimo, con ciertas dosis de conmiseración y que esconde muchos secretos.

    La serie es pura dinamita. Le sobra misterio y acción, suspense y disparos, secretos y sexo. Como un cóctel de 'Blade runner', 'Desafío total' y 'Eraser'. Jamás deja de sorprender y golpear con fuerza en la mente del espectador. 

miércoles, 31 de enero de 2018

'La Torre Oscura': se deja ver

    'La Torre Oscura' se deja ver. Es entretenida. Y ya está. El final es previsible. La trama es interesante y las secuencias de acción están bastante logradas. Pero poco más.

    Los personajes son los mismos que se han visto en cientos de películas por el estilo. El malo malísimo que es Matthew McConaughey tampoco tiene demasiado peso y ya se sabe cómo acabará.


    Idris Elba, el impresionante detective Luther, aquí es 'El Pistolero', el último de una saga de guerreros que defiende al bien frente al mal. Está correcto.

    El niño con poderes tampoco está mal. Los viajes entre dimensiones están ya muy sobados.

    Me da la sensación de que los libros de Stephen King son mucho más interesantes que su adaptación al cine, aunque esta película está muy bien rodada.

    Para pasar el rato.