lunes, 29 de mayo de 2017

'The Lizzie Borden Chronicles': Dexter, en mujer

    
    Una psicópata como Lizzie Borden es impensable. Basada en un personaje real, la llamada 'La asesina del hacha', 'The Lizzie Borden Chronicles', nos recuerda a Dexter (bastante más buena), el criminal en serie, aunque en mujer, en 1870 y en una pequeña localidad estadounidense.

    Y es que Lizzie, la, en teoría cara de ángel y dulce niña, esconde mucha oscuridad tras esa fachada de buena muchachita de familia acaudalada. Desde luego es un papel a medida de la inquietante -y genial- Christina Ricci, acompañada de su hermana, la inconmensurable Clea DuVall

    En estas se les une uno de los detectives y pistoleros más famosos de la época, Charlie Siringo (formó parte de la troupe de famosos pistoleros-sheriffs Wyatt Earp, Bat Masterson, Charlie Basset y Luke Short), quien investiga los brutales crímenes cometidos en Fall River en nombre de los Pinkerton.

    La verdad es que llega un momento en que no te crees que esa mosquita muerta pueda campar a sus anchas, engañando a unos y otros, y, al parecer, quedando impune. 

    Tanta sangre llega un momento que cansa, sobre todo porque es fácil y continuada, como si matar fuera lo más sencillo del mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario