miércoles, 13 de diciembre de 2017

'Dark': terrorífica, entre 'El Ministerio del Tiempo' y 'Stranger things'

    
    'Dark' es una buenísima serie de terror, ciencia ficción y suspense sobre los mundos paralelos, los viajes en el tiempo y los asesinatos de niños.

    La producción alemana es impecable. Actores perfectos, ambientes claustrofóbicos y una trama enrevesada. Mantiene en todo momento la tensión.

    Es una mezcla entre 'El Ministerio del Tiempo' y 'Stranger things'. Se sitúa en un pueblo germano en medio de la montaña donde existe una central nuclear y una mina cargada de misterio.

    Las tramas, con los mismos personajes, suceden en 1953, 1986 y 2019. En todos esos momentos no dejan de desaparecer niños de la localidad, a la vez que aparecen menores asesinados de manera más que brutal.

    Ulrich Nielsen (Oliver Masucci) es el inspector sobre el que recaerá el caso en un lugar en el que todo el mundo se conoce a la perfección (aunque muchos esconden secretos inconfesables) desde varias generaciones atrás.

    Jonas Kahnwald (Louis Hofmann) será el joven encargado de conocer los extraños y oscuros sucesos que ocurren en tan bello lugar, dirigido por un misterioso viajero del tiempo. 

    La serie no tiene desperdicio. La trama principal se rodea de subtramas a cada cual más interesante. Es muy buena. Te mantiene pegado al sillón. Cada capítulo sorprende. Un terror y ciencia ficción de cinco estrellas.

lunes, 4 de diciembre de 2017

'Godless': un western a la vieja usanza, en la línea de 'Sin perdón'

    
    'Godless' es un western con sabor a clásico, adaptado al siglo XXI, pero con todos los ingredientes de las mejores películas del género.

    'Godless' es una serie sobre 'La Belle', un pueblo en el que solo viven mujeres, salvo el sherriff Bill McNue (excelente Scoot McNairy), su ayudante, un viejo, el propietario de la taberna y un minero tarado. Y es que un accidente en la mina mató a los 54 hombres de esta población de Carolina.


    Al verla en versión original me impresionó sobre todo el papel del malo malísimo, el jefe de 30 forajidos que arrasan -cual Atila- por donde pisan. Se llama Frank Griffin y es una mala bestia. Y resulta que el actor es el gran Jeff Daniels. Irreconocible. Lo borda.


    El pueblo se prepara para dos acontecimientos: la visita de un importante empresario minero con una oferta para rehabilitar la mina y la terrible de Griffin y sus cuatreros en busca del traidor Roy Goode (Jack O'Connell, también en un muy buen papel).

    Las mujeres Anna McNue (Whitney Able) y la ganadera con un hijo mestizo Alice Fletcher (Michelle Dockery) destacan por sus imponentes interpretaciones.


    Hay acción, dureza, sangre y falta de escrúpulos en un mundo de supervivientes donde la vida de una persona no vale nada. No en vano, se retrata el salvaje oeste de 1880, un tiempo y espacio sin concesiones ni tiempo para la ternura y, muchos menos, para la piedad.

    Buenísima serie con un argumento perfecto y unos acontecimientos que llegan a poner la carne de gallina. 

miércoles, 22 de noviembre de 2017

'The Punisher': un puntazo

    
    La película de 'The Punisher' me encantó. Mucha acción y drama bien hechos. Sin concesiones. Sin embargo, la serie 'The Punisher' es poderosa. Mantiene la tensión en todo momento. Y no pierde interés en ninguno de sus capítulos.

    El militar de las especiales duramente castigado por la vida se convierte a su vez en un castigador ('punisher') que persigue una venganza brutal de quienes le dañaron.


    Se mezcla en esta carrera contra el aparato más sucio del Estado (CIA, Ejército, misiones encubiertas...) una agente del departamento de Seguridad que investiga los asesinatos de 'The Punisher', un informático loco escondido por miedo a las represalias de las alcantarillas del Estado, y un grupo de criminales integrado por mafiosos, agentes secretos y ladrones de poca monta.


    Las secuencias de acción son buenísimas, como la cacería de militares de Delta Force en una finca rural de Estados Unidos; o las peleas de 'Punisher' con unos mafiosos; la persecución de los servidores de la ley para intentar detenerlo; o el combate extremo en una montaña de Afganistán.

    El protagonista Frank Castle/The Punisher (John Bernthal) lo hace a la perfección. Es como un Charles Bronson  redivido. La agente Dinah Madani (Amber Rose Revah) también es muy buena.


     Es una muy buena serie para los amantes del thriller, de las conspiraciones y de los asesinatos selectivos. Pura adrenalina. No hay que perdérsela porque en ningún momento no sabes hacia dónde irá la más que atractiva y adictiva trama. 

viernes, 17 de noviembre de 2017

Martín G. Ramis: "Las películas independientes no tienen dinero para publicidad; como no pongamos a Fernando Esteso con ligueros y medias"


- Madrid acogió el preestreno de 'Una función para olvidar'.
- El creador mallorquín lamenta el nulo apoyo a la cultura en castellano en la Isla.

-A principios de 2018 estrenará 'Turbulencia Zombi', comedia friki, rodada en Mallorca.

     "¿Cómo se puede atraer al público para que vea la película? Como no pongamos a Fernando Esteso con ligueros y medias... Las cintas independientes no tienen dinero para publicidad". Así se expresó en Madrid el actor y director mallorquín Martín G. Ramis en el preestreno de 'Una función para olvidar', en cartelera en el multicine MK2 del Palacio de Hielo.

    "Las expectativas están mal, muy mal, porque el cine español está muy mal, y esta es una película, nada comercial, trabajada con mucho esfuerzo", agregó.

    "Es un experimento", señaló. La cinta, rodada en Mallorca y producida por Gabriel Morell, se inicia con un plano secuencia de ocho minutos. "Es un homenaje a las películas underground que se hacían en los años 40 y 50 en Nueva York", reconoció Ramis, quien a principios de 2018 estrenará 'Turbulencia Zombi'. "Esta película sí será un éxito".
    En cambio, de 'Una función para olvidar', en la que la estrella es Fernando Esteso, no espera grandes beneficios. "La crítica será mitad buena y mitad mala", vaticinó, tras reconocer que "el productor y yo nos hemos dejado todo el dinero en este proyecto. No habéis visto que antes he tenido que pedir 100 euros a un amigo porque estoy pelado", preguntó. E ironizó: "Se proyectará en 60 salas y ganaremos tres millones de euros".

Sobre su estreno en la Isla, Martín G. Ramis, autor de la recuperada cinta de culto 'Mordiendo la vida', dijo: "Aunque en Mallorca solo se subvencione y apoye la cultura hecha en catalán, hemos conseguido una sala para proyectar la película".

    Fernando Esteso, por su parte, aseguró que su personaje, sin ser un perdedor, "es un papel que tiene que pasar desapercibido. Es el clásico negro de las historias, el que escribe para que un autor cobre los derechos". Y añadió: "Aprovecha para ir con su hija y su mujer de vacaciones, pero sin poder salir de la habitación, para que no lo vea nadie. Es un personaje tragicómico, un registro que me encanta".

    "Tras escuchar al director", continuó, "ni puedo estar más cómico ni más dramático. Lo único que espero es que por lo menos nadie se levante de la butaca antes de que termine la película". Antes, Ramis recordó que Berlanga se había atrevido con este tipo de propuestas arriesgadas.

    El popular cómico, que formó pareja durante años con Andrés Pajares, tiene una relación especial con Mallorca. "Aquí rodamos 'Los energéticos', trabajé en la plaza de toros de Palma y veraneé durante muchos años el Puerto de Alcudia", señaló.

jueves, 9 de noviembre de 2017

'The sinner': aburrida

    Vale que Jessica Biel lo hace fenomenal y que Jennifer López dice que tiene mejor culo (la Biel) que Kim Kardashian, pero lo mismo 'The sinner' es una patata sin pies ni cabeza.

    Parece un intento de rizar el rizo en el mundo del thriller, cuando ya está todo inventado. Que una majara -que puede que no sea majara- apuñale brutalmente sin motivo a un joven en la playa es solo eso, un hecho inexplicable.

    Luego, que se intente explicar es más que aburrido. Sobre esta tontuna pivota el presumible suspense, que ni está, ni aparece no se le espera. Lo quiere hacer un inspector rarete en el tema sexual, pero muy apreciado por sus superiores, pese a su barbota y actitud extravagante. 

    Es el genial Bill Pullman que también aburre.

    'The sinner' es algo aburrido con pretensiones donde solo se salva la actuación de Jessica Biel, que está flaca, muy flaca, en la línea de esta serie infumable y tediosa. Donde no hay, no se puede obtener nada.

martes, 7 de noviembre de 2017

'Alatriste': poderosa producción con el espíritu de Pérez-Reverte

    
    Muy grande. Como una superproducción americana. Repleta de acción, amor y aventuras. Un perfecto bosquejo de la España imperial y el inicio de su decandencia.

    'Alatriste' exuda el espíritu de los geniales libros de Arturo Pérez-Reverte. Las recreaciones de la batalla de Rocroi y de la toma de Breda son perfectas. Nada que envidiar al cine épico estadounidense.


    Aunque al principio pueda chocar la pronunciación del castellano de Viggo Mortensen, al final queda como el Diego Alatriste soñado por el escritor cartagenero. Muy buena interpretación. Lo mismo que la de Unax Ugalde y Ariadna Gil, bellísima y letal. 

    Javier Cámara, como el todopoderoso y bipolar Conde-Duque de Olivares se sale; al igual que Juan Echanove como el suspicaz y violento Francisco de Quevedo


    Esta película es grandiosa en su factura. La historia también lo es. Su inicio, con una encamisada en un sitio de Flandes, es brutal. Y la toma de Breda también es un logro en el sentido de las imágenes y de la acción que describe.

    Muy recomendable. Cine del bueno. 

    PD: Pobreza, orgullo, valor, dignidad, lealtad, fidelidad... son los valores de unos hombres de otros tiempos. Muy significativo es el tipo de camarada que conforma Alatriste con el resto de soldados. 

sábado, 4 de noviembre de 2017

'Código fuente': una joyita de la ciencia ficción

    
    'Código fuente' es una joyita de película. Ciencia ficción hecha con pocos medios, pero muy bien hecha. El final es flipante.


    En este caso, un capitán del Ejército del Aire de EEUU, interpretado por el genial Jake Gyllenhaaldebe acometer breves viajes en el tiempo reciente para descubrir en un tren quién es el terrorista que lo explosiona y que prepara una bomba sucia para hacer estallar en el centro de Chicago. 


    Hay acción, ciencia ficción de la buena, suspense y juegos maravillosos con las teorías cuánticas que permiten acceder al pasado (solo unas horas antes) aprovechando que el cerebro, cuando el cuerpo fallece, sigue funcionando unos ocho minutos.

    Lo dicho: mola bastante y requiere de nuestra atención hasta el final. Hasta hay lagrimillas que preceden al genial final.

martes, 31 de octubre de 2017

'Suburra': bestial

    
    Aunque Luca D'Andrea no esté de acuerdo por cómo se dibuja a los jóvenes mafiosos en 'Suburra' ("la verdadera imagen de la mafia es la que ofrece Saviano en sus libros"), la serie italiana es una pasada. 

    Intensa, divertida, dura, trepidante, con escenas muy logradas, con la trama indescifrable, con personajes sorprendentes... y todo ello aderezado con la lucha de tres bandas mafiosas por el control del urbanismo de Roma.

    Entre medias, el Vaticano y sus cardenales poco leales a los diez mandamientos, y los concejales del Ayuntamiento, tentados por el poder y la riqueza, convertirán la historia en un poderoso cóctel de sexo, sangre e inmundicia.

    Los protagonistas principales son cuatro, a cuál más macarra y/o estrafalario:

    Aureliano Adami: este joven, copia estética de Billy Idol, mezcla unos preciados sentimientos hacia su novia prostituta negra, con un comportamiento sicopático, que lo enfrenta a su hermana y al padre, el capo a su vez enfrentado al clan de los gitanos. Amante del kick boxing no duda a la hora de matar o apalear enemigos. Buenísima interpretación de Alessandro Borghi.

    Alberto 'Spadino' Anacleti: indescifrable y carente de ortodoxia, es el hermano pequeño del jefe del clan de los gitanos. Esconde un secreto que le hará sufrir terriblemente. Es muy payaso y atrevido. Es incontrolable, gamberro y divertido. Dentro de su salvajismo, tiene buen corazón (a veces). Brutal interpretación de Giacomo Ferrara.

    Gabrielle 'Lele' Marchilli: niño pijo y guaperas se mete en un problema enorme por pisar el terreno al capo di capi de Roma, conocido como 'Samurai'. Para salir del atolladero hará de todo, malo, muy malo. Se aliará con los anteriores para intentar liar a la poderosa mafia siliciana. Con su padre, policía, se las tendrá tiesas. Da mucho juego. El actor, también muy bueno, es Eduardo Valdarnini.

    Sara Monaschi. Intenta jugar a varias bandas en una recalificación de terrenos que se disputan todos los malos de la película. Es bella, inteligente y con pocos escrúpulos. Tiene una aventura con Lele, pero tipo juego. No sabes qué piensa ni con quién va a colaborar. Está metida en el Vaticano, entre los resortes del poder. Juega con fuego durante toda la serie. Genial interpretación de Claudia Gerini. Femme fatale con sus añitos más que bien llevados.

    En conclusión, tiene de todo. Es adictiva y muy real. Tanto que da miedo. A disfrutarla.

sábado, 28 de octubre de 2017

'Stranger things 2': decepciona

    La primera temporada de 'Stranger things' me dejó boquiabierto. Disfrutando como cuando de adolescente gozaba infinitamente con 'Los goonies' o 'Stand by me (Cuenta conmigo'. Sin embargo, la segunda temporada, recién estrenada en Netflix, 'Stranger things 2' me ha decepcionado. 

    Por que es más de lo mismo. Sin añadidos ni nuevos puntos de vista ni un cambio en el argumento ya conocido. Los mismos personajes haciendo las mismas cosas. Ya no hay misterio. Es como asistir al reestreno de la primera temporada conociendo todos los trucos, misterios y secretos.


    Al menos es lo que he experimentado en los dos primeros capítulos (no creo que vea el resto).

    Winona Ryder sigue en su papel de madre preocupada, atontada, infantil. Los cuatro amigos, el club de los goonies de 'stranger things', siguen a lo suyo, y los demás igual.

    Lo mejor: la genial recreación de un pueblo-ciudad del medio oeste estadounidense en 1984. Los videojuegos de la éoca, los coches tipo 'Regreso al futuro', la música, las alocadas fiestas de quinceañeros y el mundo, entre cutre y cruel, de los institutos.

    Nota: a partir del tercer capítulo, aumenta el interés, pero nada que ver con la primera temporada.

miércoles, 25 de octubre de 2017

'Blade runner 2049': una secuela innecesaria

    Es prescindible. No es una secuela necesaria. No aporta nada. La de verdad, la de Rutger Hauer, Harrison Ford, Daryl Hannah y Ridley Scott, le da mil vueltas. Y es cien veces más profunda y perturbadora.

    La primera hora y cuarto es aburridísima. La factura, eso sí, es impecable. Luego, se vuelve interesante y tiene un final potente, aunque aún no sé hacia dónde va o quiere ir.

    La mala de la peli es muy mala. Y el protagonista, el que hace de agente Deckard 30 años después, Ryan Gosling, está bien, tanto como la bellísima Ana de Armas.

    Soy un fan de 'Blade runner', la buena, y considero que sin secuela el mundo sería un poco mejor. Pero que tampoco molesta, aunque no la volvería a ver nuevamente. Sobre todo, creo que no vale los 11,10 euros que me cobraron. La sala, con isoner, un sonido megaespectacular, llevaba suplemento de 1,20 euros.

     Demasiadas alforjas para tan poco viaje. Podría haber escarbado más en el submundo de la ciudad del futuro, añadido personajes interesantes y ampliar la lucha de los replicantes. 

    Al final, Harrison Ford, que solo aparece 30 minutos, se hace con toda la pantalla.

    PD: Llegué a dormirme y no salí del cine porque se estaba calentito.

miércoles, 4 de octubre de 2017

'Rellik' y 'Liar': pestiños

    Si bien 'Rellik' tiene toda la pinta de ser una serie policíaca de calidad, que empiece por el final y cada capítulo se desarrolle un día antes del final, la hace poco atractiva.

    El tema está en que el capítulo dos es un día antes del capítulo uno, en el que vemos el final. Y el capítulo es sucede dos días antes del final, que ya conocemos.

    Por tanto, el suspense y misterio quedan diluidos.

    'Liar', por su parte, promete. Pero al final del primer capítulo ya vemos que todo gira entorno a una noche loca de copas y sexo en la que debemos determinar si hubo o no violación.

    Pobres argumentos o tramas para producciones muy cuidadas y con actores potentes, pero, a mi parecer, sin interés alguno. Mejor destinar el dinero a buscar series realmente atractivas.

lunes, 2 de octubre de 2017

'Estoy vivo', la mejor serie española junto a 'El Ministerio del Tiempo'

    'Estoy vivo' es la mejor serie que ha visto en la tele junto con 'El Ministerio del Tiempo'. Me provoca la misma adicción que 'Juego de tronos' o 'Breaking bad'.

        
    Esta mezcla de cine de acción con el policíaco, la fantasía o ciencia ficción, la comedia y el drama es perfecta. Buenísima. Engancha. Es como una droga.

    De nivel 10 para arriba son los puntos humorísticos de 'El Enlace' (Alejo Sauras) una especie de Gurb en la piel de un ángel de la guarda de Manuel Márquez-Andrés Vargas (Javier Gutiérrez y Roberto Álamo), un policía que muere, pero como no debía fallecer se reencarna en el cuerpo de otro agente que deberá dar caza al maléfico 'El Carnicero', asesino en serie que le mató.  

    El tempo de la serie, su ritmo, es perfecto. Los efectos especiales son muy buenos. Y los diálogos están muy logrados.

    Si genial está Javier Gutiérrez, como inspector bajito con malas pulgas y extraños poderes, en una interpretación en la línea de 'Animalario' (su dicción es como la de Alberto San Juan o Willy Toledo), se sale Alejo Sauras. Muy bien también la actuación de Lucía Caraballo (Bea Vargas) y de Cristina Plazas (Laura Bertrán).

    Aunque se nota que Anna Castillo es una pedazo de actriz, no la veo como policía. 

    Fele Martínez (comisario Santos) y Alfonso Bassave (inspector jefe David Aranda) también bordan sus papeles.

    En definitiva, una serie que lo tiene todo: emoción, misterio, acción, terror, suspense y personajes llegados del más allá.

    Es una joya, una pedazo de producción española obra de ese monstruo que es Daniel Écija.

    PD: La pelea en los barrios bajos de Vallecas de Alejo Sauras con el 'yayo', jefe de un clan de mafiosos, es para enmarcarla. O la amistad que surge entre el primero y un chorizo de baja estofa en los calabozos de la Policía Nacional.

lunes, 25 de septiembre de 2017

'Fury' (Corazones de acero): en la línea de 'Hermanos de sangre' y 'Salvar al soldado Ryan'

    
    'Fury' (Corazones de acero) es una pedazo de película. La escena final es bestial. Te pone el corazón a mil revoluciones. Sin llegar a ser tan buena como 'Salvar al soldado Ryan', es potente y muy recomendable para los amantes de este tipo de cine, en la línea de 'Platoon', 'La chaqueta metálica', 'Hermanos de sangre'...


    Lo peor de la guerra se da cita en esta cinta en la que Brad Pitt encarna a un sargento primero, Don 'Wardaddy' Collierjefe de un pelotón de cinco tanques Sherman, en abril de 1945, en Alemania, intentando llegar a Berlín.


    En su máquina de guerra, desembarcada en Normandía, se dan cita el Biblia-Topo, como artillero; Gordo, como conductor; Máquina, como el joven aprendiz de ametralladora; y Grady, como el responsable del explosivo.


    La película es dura. Refleja a la perfección lo que sentían los soldados destinados a servir en un taque, en un principio un poderoso acorazado con ruedas, pero que en cualquier momento podía convertirse en un ataúd con orugas.

    'Fury', su título original en inglés, es el nombre de este tanque Sherman que debe despejar en suelo teutón el avance de las tropas americanas. 


    Muy potente es la secuencia en la que tres 'sherman' se enfrentan al Tiger, un monstruo de última generación ideado por Hitler en un último intento por detener a las fuerzas aliadas. O la del soldado de las SS detenido por el sargento Don. Lo mismo ocurre con la escena en la que Norman 'Máquina' Ellison se esconde bajo 'Fury'.

    Muy buena película. Fiel reflejo de lo bestiales que son las guerras. Brad Pitt hace un papelón. Y Logan Lerman (Máquina) también.

jueves, 7 de septiembre de 2017

'Narcos 3': tan buena como las de Pablo Escobar (1 y 2)

    
    'Narcos 3' es tan buena como las dos primeras, que se dedicaron a la lucha contra el sanguinario capo del Cartel de Medellín, Pablo Escobar


    En la tercera entrega de esta serie de gran calidad, acción y humor (geniales los toques que aporta una joven pareja de agentes de la DEA), la lucha es contra el Cartel de Cali, mucho más sofisticado que el brutal Escobar. 

    Esta banda organizada de criminales controló el 80% del tráfico de cocaína del planeta: 1.000 millones de dólares anuales en 1993. La serie es un 50% real y un 50% ficcionada. Los personajes, por muy excesivos que parezcan, sí existieron.


    La investigación la dirige de nuevo el héroe americano que acabó con los de Medellín, el agente Peña, el que sale en la foto de Escobar muerto sobre un tejado colombiano. 

    Perfectamente interpretado por Pedro Pascal, se encargará de navegar entre policías corruptos y agentes de la CIA manipuladores para intentar desarticular a los hermanos Rodríguez Orejuela, verdaderos capos, amantes del lujo y la discreción, y auténticos zares de la droga que inunda México en su paso a Estados Unidos.


    Aquí aparecerá uno de sus socios principales, Pacho Herrera, a quien da vida, el genial actor español, de origen argentino, Alberto Ammann, dotándolo de una peligrosidad terrible y de un aspecto más que letal. Su falta de escrúpulos solo es comparable con la de 'El navegante', el principal sicario del cartel.

    Ammann, por cierto, protagoniza una de las escenas más duras de la serie. Es una especie de psicópata de guante blanco. Muy destacable es también el papelón de Matias Varela como Jorge Salcedo, el jefe de seguridad de los mafisos caleños. Un personaje con mucho peso en la trama.


    Llama la atención los papeles destacados de Miguel Ángel Silvestre (Franklin, quien blanquea el dinero sucio de la droga) y de Javier Cámara, como Palomari, el cantable de los todopoderosos gansters. Papelón, en su línea, del riojano.

    Chepe Santacruz Londoño (también genial Pepe Rapazote) es otro de los personajes más intimidantes, al estilo de Tony Montana, en 'El precio del poder'.


    La serie es pura dinamita. Secuencias poderosas. Una trama enrevesada. Unos personajes al borde del abismo. La lucha desesperada de un país (presidido por Ernesto Samper) para no sucumbir bajo el poder de los narcos y la de otro, EE.UU., el mayor consumidor de droga, peleando contra estos mafiosos extremadamente peligrosos. 

    ¿Dónde está el bien y dónde el mal? ¿Los buenos deben convertirse en seres infames para acabar con la maldad? ¿Quién gana con todo esto? Si no fuera porque los países ricos consumen drogas en cantidades industriales, jamás habrían existido bestias como Escobar, García Abrego, Chapo Guzmán, Arellano Félix, Rodríguez Orejuela, Beltrán Leyva, Rodríguez Gacha, Hermanos Ochoa, Hélmer Herrera, Santacruz Londoño, Amado Carrillo...

lunes, 28 de agosto de 2017

'Death Note': bastante entretenida

    
    No todos los días puedes cagarte a la mayoría de villanos, abusones y malas personas del mundo. Con el libro 'Death Note' eso es posible. Escribes la palabra de un malote, visualizas su cara y un monstruo más feo que un gremlin se lo carga. Terror, acción y cine fantástico a toda mecha.


    Esta película, basada en una historia de anime japonesa, es bastante entretenida. Porque está repleta de acción y de preguntas existenciales: ¿es justo que un estudiante de instituto, llamado Ligth, junto a su novia, se vaya cepillando a más de 400 malos malotes, entre mafiosos, militares corruptos, alumnos abusones...?


    Además, la caza de Ligth-Kira (que así se hace bautizar este justiciero con cada vez más adeptos entre la población que exige 'ojo por ojo') que inicia con el FBI un extraño detective friki y de grandes capacidades es bastante misteriosa a la vez que espectacular.


    El 'gremlin' malo que aparece cada vez que el 'death note' (cuaderno de la muerte) cae en manos de un nuevo depositario da miedo. Sobre todo la primera vez que aparece.

    Muy entretenida y con un final que nadie se espera.

jueves, 24 de agosto de 2017

'Snowfall': brillante e imprescindible

    
    Todo un descubrimiento. Los años 80 explicados como lo que fueron: desinhibidos, repletos de placer y juego, deseos de progresar, lucha entre comunismo y capitalismo, y donde la cocaína no estaba nada mal vista, todo lo contrario: era jugosa para desarrollar una vida sin preocupaciones. 

    Narcotráfico, CIA, Contranicaragüense, lucha libre y enfrentamiento entre blancos y negros añaden salsa a esta brillanrísima serie, imprescindible y con una enorme carga emocional.

    Hay escenas que recuerdan las de 'El precio del poder', como una antológica por dura de cuando unos pequeños camellos intentan vengarse de un pequeño traficante que les ha robado. O las locuras del crudelísimo capo israelí. "Todo el mundo cree que estoy loco, pero solo soy un extravagante", dice Avi Drexler, excelentemente interpretado por Alon Moni Aboutboul, en la línea del Joe Pesci más brutal.

    Potente y magnética es la interpretación de otro de los duros de esta magnífica serie sobre drogas, capos, interculturalidad, pobreza y política: Sergio Peris Mencheta que da vida a un luchador mexicano de tercera llamado Gustavo 'El Oso' Zapata. Da mucho juego y es de los que sorprende por su acción en ocasiones salvaje.

    El protagonista principal Franklin Saint (genial Damson Idris) es un joven atractivo por su elevada inteligencia y carisma, por saber sobrevivir en un barrio olvidado y por su gran ambición... lo que nos hará sufrir a todos.

    'Snowfall' es grande y adictiva. La trama es absorbente porque en ningún momento sabemos qué sucederá. Y porque los personajes son interesantes, repletos de taras, traumas y fracasos, pero que siguen luchando a dentelladas con la mísera vida que les ha tocado en liza. 

    Eso también se podría extrapolar a la tercera de las historias que tejen esta genialidad. El mano a mano y las aventuras entre un gris agente de la CIA y un camuflado jefe de la Contra que lucha en EE.UU con medios oscuros y en la selva con armamento para derrocar a los sandinistas.

    Ya espero con ansia la segunda temporada.

martes, 15 de agosto de 2017

'Los odiosos ocho': como 'Diez negritos' en una venta de Wyoming

    
    'Los odiosos ocho' es una muy buena película. Refleja fielmente las neuras de ese genio llamado Quentin Tarantino que oscilan entre el existencialismo, el surrealismo y la tontuna humana.

    Ambientada en una taberna del interior de Wyoming, en una noche tormentosa, enfrenta a unos personajes extraños y repletos de secretos ante la detención de la asesina Daisy Domergue (genial Jennifer Jason Leigh) por parte del cazarrecompensas John 'La Horca' Ruth (bestial Kurt Russell).

   Viajan en una diligencia hacia Red Rock donde esta será ajusticiada. Pero antes pararán, debido al mal tiempo, en la mercería de Minnie Mink, donde se darán de bruces con extraños pasajeros de la anterior caravana: un supuesto verdugo inglés, un viejuno general de los confederados, un vaquero amenazante y un mexicano que se encarga de la hacienda. Ni rastro de Minnie ni de su marido, lo que extraña a otro de los viajeros, el también cazarrecompensas mayor Marquis Warren (buenísimo Samuel L. Jackson).

    Se trata de una especie de Cluedo o de 'Los diez negritos' lo que a partir de entonces sucederá entre ocho personajes excéntricos en el interior de la venta de Minnie. Todos desconfiando de todos, en medio de na enorme nevada.

    La historia es muy buena. Mantiene el suspense todo el tiempo. El misterio es interminable. Los giros de la trama son perfectos. Los diálogos, a lo Tarantino, son ingeniosos y cargados de inteligencia y mala baba. Una pedazo de película.